El amor de Dios nunca muere (L’amour de Dieu ne meurt jamais)

El camino en la Iglesia de los divorciados vueltos a casar
mercredi 23 septembre 2015
par  Alain Mattheeuws

El amor de Dios nunca muere

EL CAMINO EN LA IGLESIA DE LOS DIVORCIADOS VUELTOS A CASAR

La pena y la rebeldía pesan en los encuentros pastorales con divorciados vueltos a casar. De hecho, a menudo existen ambigüedades en la relación entre estas parejas y los sacerdotes que las acogen, dada la petición explícita de la Iglesia Católica de no celebrar un segundo matrimonio litúrgico y sacramental. De una y otra parte, todos sufren. ¿Nos atrevemos, como cristianos y como pastores, a considerar la importancia de este sufrimiento y preguntarnos sobre su sentido ? Si la problemática se reduce a una disciplina y a normas, no podemos sino permanecer en un punto muerto. Ahora bien, no se trata en primer lugar de una cuestión moral o jurídica, sino de una prueba para el amor. ¿Cómo evitar estar en uno u otro bando cuando es preciso dar una opinión sobre estos puntos ? ¿Cómo salir de las dialécticas de oposición, del todo o nada, o de un consenso puramente formal o disciplinario ? ¿Se puede salvar el amor humano ? ¿Cómo se debe salvar ? ¿Cómo poner en práctica la misericordia esperada ? Más precisamente, la reflexión pastoral sobre la acogida a los divorciados vueltos a casar requiere una mejor comprensión de la economía de los sacramentos y del orden de las virtudes teologales : fe, esperanza y caridad.

Article complet


Documents joints

PDF - 400.8 ko
PDF - 400.8 ko